En este momento estás viendo Las diez mejores hierbas curativas

Las diez mejores hierbas curativas

Las hierbas y las plantas se han utilizado durante siglos con fines curativos.
De hecho, fueron la primera forma de medicina y siguen siendo muy populares en el mundo holístico actual. Pero, ¿están realmente a la altura de lo que se dice? Echemos un vistazo a las diez principales hierbas curativas y a los poderosos efectos que tienen en el cuerpo.

Las diez principales hierbas curativas

Cúrcuma

La cúrcuma se ha utilizado como hierba medicinal durante más de 4.000 años. Su uso más común es en la medicina ayurvédica, que proviene de la India. Esta práctica se centra en el consumo de alimentos con propiedades curativas.

Se cree que la cúrcuma tiene propiedades anticancerígenas y puede prevenir la mutación del ADN en el cuerpo. La curcumina de la cúrcuma es un potente antioxidante. Por ello, ayuda a eliminar el exceso de radicales libres que pueden dañar las células y provocar una serie de problemas de salud. Es muy recomendable consumirla con regularidad para maximizar su salud.

Puede tomarse como suplemento y se ha utilizado de forma tópica en personas con artritis y problemas de piel para ayudar a aliviar el dolor. Hoy en día, se utiliza más comúnmente como ingrediente de cocina, lo que hace que sea muy fácil de incorporar a su dieta. La próxima vez que cocine un plato, pruebe a añadir una pizca de cúrcuma para darle más sabor.

Propiedades curativas:

  • Antiinflamatoria.
  • Antioxidante.
  • Salud intestinal.
  • Ayuda a perder peso.
  • Salud de la piel.
  • Salud del corazón.

Manzanilla

Esta es probablemente una de las plantas más antiguas de uso moderno. La historia de la manzanilla se remonta al menos a 3.000 años como planta medicinal. También se remonta al antiguo Egipto, donde se utilizaba popularmente en la comida y la bebida.

Con flores que parecen pequeñas margaritas, la manzanilla es otra planta medicinal a la que se atribuyen propiedades ansiolíticas. Llamada a veces «aspirina a base de hierbas», la manzanilla se ha utilizado durante siglos para disminuir el dolor y reducir la inflamación. Su consumo a largo plazo es seguro y no tiene efectos secundarios. A diferencia de otros medicamentos para la ansiedad que pueden ser adictivos y duros para el cuerpo. Los estudios también han demostrado que es eficaz para tratar la depresión y el insomnio.

La mayoría de la gente conoce la manzanilla como un popular sabor de té, pero también se puede ingerir a través de líquidos, cápsulas o tabletas. Sea cual sea la forma en que se consuma, se trata de una poderosa hierba curativa.

Propiedades curativas:

  • Ayuda a dormir.
  • Controla la diabetes.
  • Ayuda con la ansiedad.
  • Efecto calmante.

Salvia

La salvia tiene hermosas flores y hojas súper suaves. Es una planta estupenda para cultivar en casa. Toda la planta se puede utilizar con fines medicinales, ya que es rica en antioxidantes. Si tienes problemas bucales como la halitosis o las infecciones, la salvia puede ayudar mucho si se consume o se aplica directamente en la zona afectada. Se ha demostrado que estimula las funciones cerebrales y la memoria, ya que es muy rica en nutrientes.

La salvia puede utilizarse como agente limpiador o pesticida contra los bichos indeseados. Mucha gente también la utiliza para la quema espiritual de salvia o para hacer una limpieza. Se dice que cuando se quema, la salvia puede ayudar a purificar el aire y limpiar el espacio de energías negativas. Por ello, los nativos americanos la han utilizado durante siglos en sus rituales religiosos.

Esta hierba curativa está disponible fresca, seca o en forma de aceite en la mayoría de las tiendas de comestibles. Como especia, es fácil de añadir a casi cualquier plato salado al cocinar. Mucha gente utiliza la salvia en comidas festivas como Navidad o Acción de Gracias. Esto se debe a que da al plato una capa extra de sabor y es súper beneficioso cuando se consume.

Propiedades curativas:

  • Excelente para la salud bucal.
  • Estimula la función cerebral.
  • Reduce el colesterol.
  • Puede reducir el riesgo de cáncer.
  • Puede reducir la depresión.
  • Increíble antiséptico.
  • Las diez mejores hierbas curativas

Caléndula

La caléndula también recibe otro nombre más reconocible, la caléndula común. Se trata de plantas fragantes con flores vibrantes que contienen altas cantidades de antioxidantes.

Con potentes propiedades antiinflamatorias, la caléndula se ha utilizado desde la antigüedad para tratar las afecciones inflamatorias de la piel. En la actualidad, se utiliza a menudo en productos para el cuidado de la piel en caso de irritación, sarpullidos y heridas leves.

Estas plantas no sólo mantienen la piel sana, sino que también ayudan a mantener alejados a los insectos cuando se cultivan en casa. Además, son hermosas de ver. Por ello, la caléndula ha entrado en la lista de las diez mejores hierbas curativas.

Propiedades curativas:

  • Increíble para la piel.
  • Trata las enfermedades de la piel.
  • Reduce la inflamación.
  • Antibacteriana.
  • Antiséptico.
  • Las diez mejores hierbas curativas

Equinácea

Algunos de los primeros en utilizar la equinácea como hierba medicinal fueron los nativos americanos y sigue siendo muy popular hoy en día. La equinácea es conocida por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antivirales. También es un fantástico potenciador de la inmunidad. El uso más popular de la equinácea es para disminuir los síntomas de la gripe y combatir los resfriados.

También tiene propiedades calmantes que pueden ayudar a combatir la ansiedad y la depresión.

Hoy en día, es un suplemento herbario muy popular que está disponible en todo el mundo. Una de las formas más comunes de utilizar la equinácea es beberla en té.

Propiedades curativas:

  • Antioxidante.
  • Antiinflamatoria.
  • Combate los resfriados comunes.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Trata la ansiedad.
  • Las diez mejores hierbas curativas.

Jengibre

El jengibre es posiblemente una de las hierbas más curativas de todos los tiempos. Si no lo incorporas a tu dieta, ¡es hora de empezar! El jengibre es otra hierba versátil que es realmente fácil de usar, ya sea fresco o molido en una especia.

Al igual que la cúrcuma, también es un antiinflamatorio, por lo que es un poderoso remedio para la indigestión, las náuseas y la diarrea. Además, puede proteger contra las úlceras de estómago, tratar los dolores menstruales y aliviar los síntomas de la gripe. El jengibre crudo es relativamente rico en minerales y vitaminas. La raíz cruda proporciona la fuente más biodisponible de minerales. En cuanto a las vitaminas, el jengibre aporta vitamina B6 y vitamina C.

El jengibre puede tomarse en forma de píldora o incorporarse a la cocina para obtener los máximos resultados. Muchas personas también utilizan el jengibre en sus tés, zumos y batidos para obtener un impulso adicional. Su sabor agudo y picante añade un elemento maravilloso a cualquier plato o bebida.

Propiedades curativas:

  • Favorece la salud intestinal.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Reduce los riesgos de cáncer.
  • Reduce el azúcar en la sangre.
  • Alivia el dolor muscular.
  • Combate las infecciones.

Tomillo

En el antiguo Egipto, el tomillo se utilizaba para embalsamar. Los griegos lo utilizaban como incienso en los templos y lo añadían al agua del baño para curar. Los romanos lo colocaban en los ataúdes durante los funerales, ya que se creía que garantizaba un paso seguro a la otra vida.

El tomillo se utiliza mucho como planta aromática. Sus flores y hojas tienen muchos beneficios para la salud por sus propiedades antifúngicas, antivirales y antisépticas. Se dice que tiene un efecto calmante cuando se quema, lo que ayuda a conciliar el sueño y la ansiedad.

Suele estar disponible fresco o seco y ambos pueden utilizarse en la cocina. Al igual que la salvia, el tomillo proporciona un elemento aromático a los platos y se utiliza tradicionalmente en las cenas de Acción de Gracias y Navidad.

Propiedades curativas:

  • Antibacteriano.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Salud bucal.
  • Efectos calmantes.
  • Ayuda a conciliar el sueño.

Hierba de San Juan

La hierba de San Juan es conocida principalmente como una forma natural de aliviar los síntomas de la depresión y la ansiedad. Se utiliza para tratar los cambios de humor, los síntomas de abstinencia y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Esta planta medicinal suele consumirse en forma de píldora concentrada o aplicarse tópicamente en forma de pomada.

Es importante tener en cuenta que la hierba de San Juan puede afectar gravemente a una serie de medicamentos, especialmente si estás tomando un inhibidor de la captación de ISRS (como Zoloft o Prozac). Así que, con esta hierba, asegúrate de consultar a tu médico antes de consumirla o aplicarla en tu cuerpo.

Propiedades curativas:

  • Ayuda a aliviar los síntomas de la depresión.
  • Alivia la ansiedad y ayuda a controlar el estado de ánimo.
  • Reduce la inflamación.
  • Alivia la irritación de la piel.

Lavanda

El primer uso registrado de la lavanda se remonta al antiguo Egipto. Allí, el aceite de lavanda desempeñaba un papel en el proceso de momificación. También se convirtió en un aditivo para el baño en la antigua Grecia y Roma. Estas culturas creían que la lavanda ayudaba a purificar el cuerpo y la mente. En la Edad Media, la gente rellenaba sus almohadas con flores de lavanda para conciliar el sueño y descansar mejor.

La aromaterapia puede ayudar a los pacientes a controlar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer. Los receptores olfativos envían mensajes al cerebro que pueden afectar al estado de ánimo. La aromaterapia también puede ayudar a los adultos que padecen demencia.

En la actualidad, los aromaterapeutas utilizan la lavanda para tratar los dolores de cabeza y el nerviosismo o la inquietud. La lavanda es un maravilloso agente del sueño; ayuda a calmar la mente inquieta y a reducir la ansiedad. El té de lavanda puede utilizarse para tratar los trastornos del sueño, la inquietud y la irritación del estómago.

Propiedades curativas:

  • Antibacteriano.
  • Alivia el estrés.
  • Antiséptico.
  • Calmante.
  • Alivia la ansiedad.
  • Alivia los dolores de cabeza.

Ajo

Machaque un diente de ajo; el olor proviene de los subproductos de la alicina. Este es el compuesto de azufre que se cree que es el responsable de la mayoría de los beneficios medicinales de la hierba y lo que le da al ajo su mordacidad. Si se consume a diario, el ajo puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, adelgaza la sangre y actúa como antioxidante. Al ser fuertemente antibacteriano y antifúngico, el ajo puede ayudar a combatir las infecciones por hongos, las infecciones de los senos nasales, los resfriados e incluso a repeler bichos no deseados.

El ajo contiene germanio. El germanio es un agente anticancerígeno, y el ajo tiene más cantidad que cualquier otra hierba.

Los compuestos de azufre del ajo también parecen prevenir el cáncer, especialmente el de estómago y el colorrectal. Estos compuestos eliminan los carcinógenos antes de que puedan dañar el ADN de las células. Obligan a las células cancerosas que se desarrollan a autodestruirse.

La forma más fácil de consumir el ajo es añadiendo la hierba a los platos. Como es un sabor tan versátil, funciona bien en muchos platos. Es una de las hierbas curativas más poderosas, sólo hay que tener cuidado con el aliento a ajo.

Propiedades curativas:

  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Favorece la pérdida de peso.
  • Antibacteriano.
  • Combate los resfriados.
  • Rico en antioxidantes.
  • Reduce el azúcar en la sangre.
  • Ayuda a las alergias.