En este momento estás viendo La Rutina Perfecta para el Cuidado de la Piel

La Rutina Perfecta para el Cuidado de la Piel

Hemos encontrado la rutina de cuidado de la piel perfecta para cualquier tipo de piel. Permita que estos tres pasos se conviertan en su ritual diario que fortalezca y añada un poco de autocuidado a su vida diaria.

Cuando la piel es joven, tiene un suministro muy saludable de vitaminas y minerales antioxidantes. Estas sustancias activas ayudan al cuerpo a defenderse de los factores de estrés y a curar los daños rápidamente. A medida que se madura, el cuerpo experimenta cada vez más factores de estrés. Este estrés tiene el potencial de agotar su suministro de antioxidantes vitales.

El objetivo de una rutina de cuidado de la piel es potenciar el cutis y centrarse en las zonas problemáticas que desee trabajar.

Puede que no notes resultados instantáneos, pero dale un poco de tiempo y te agradecerás haber invertido en tu piel.

Algunos Términos Prácticos para el Cuidado de la Piel

Sérum

Además del limpiador y la crema hidratante, un sérum facial puede ser un complemento muy útil para su rutina de cuidado de la piel cuando se aplica entre los pasos de limpieza e hidratación. ¿Nunca has utilizado uno? Normalmente, los sueros tienen fórmulas muy concentradas que se dirigen a problemas específicos del cuidado de la piel, como las arrugas o las manchas oscuras.

Limpiador

Un limpiador es el primer paso de cualquier régimen de cuidado de la piel. Su función principal es eliminar la suciedad, la grasa, el sudor y los residuos de la piel. Los limpiadores para la piel suelen aplicarse sobre el rostro húmedo o mojado, se masajea la piel durante 30 segundos y se aclara con agua tibia.

No comedogénico

Este término aparece con frecuencia en las etiquetas de los productos, pero no siempre se explica con claridad. Básicamente, si un producto afirma ser no comedogénico significa que no debería obstruir los poros ni desencadenar el acné. Todos nuestros productos son no comedogénicos, por lo que son perfectos para cualquier tipo de piel.

Estrés Oxidativo y Radicales Libres

El estrés oxidativo es un desequilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes en su cuerpo. Los radicales libres son moléculas con un número impar de electrones. El número desigual les permite reaccionar fácilmente con otras moléculas.

Los radicales libres pueden provocar grandes reacciones químicas en cadena en el organismo porque reaccionan muy rápidamente con otras moléculas. Estas reacciones se denominan oxidación y son la causa principal del envejecimiento.

Antioxidantes

Los antioxidantes son moléculas que combaten los radicales libres en el organismo. Estos son básicamente los que ayudan a mantener el estrés oxidativo bajo control, creando un equilibrio armonioso. Por eso es fundamental utilizar productos para el cuidado de la piel que contengan antioxidantes. También puedes obtener antioxidantes de alimentos saludables como las frutas y las verduras.

La Rutina Perfecta para el Cuidado de la Piel

Paso 1 – Despejar y Limpiar

La doble limpieza es el primer paso de cualquier rutina de belleza para limpiar la piel de la suciedad, la grasa y el maquillaje que obstruyen la piel. Sin embargo, ¡no necesitas agua para hacerlo! En su lugar, utilice uno de nuestros aceites limpiadores para asegurarse de que su piel está libre de todas las impurezas como el exceso de sebo, el maquillaje y la suciedad.

Los serums son los productos más concentrados de un régimen de cuidado de la piel. Tienen fórmulas muy potentes que se dirigen a problemas específicos del cuidado de la piel, como las arrugas o las manchas oscuras. Los sérums deben aplicarse sobre el rostro limpio, con un suave masaje de 30 segundos a 1 minuto, y luego dejarlos en la piel para que se absorban mientras se termina el resto de la rutina de cuidado de la piel.

Nuestro ZC15 Serum Faciales el serum perfecto para añadir a su rutina. Aplicar por las mañanas o por las noches después de lavarse la cara y antes de aplicar una crema. No es comedogénico y es ligero, por lo que es perfecto para cualquier tipo de piel.

Paso 2- Prevenir y Proteger

Después de limpiar y tonificar, ¡hay que hidratar siempre! La hidratación es un paso muy importante que mucha gente se salta, aunque es una parte esencial de una rutina completa de cuidado de la piel. Este último paso es la última capa de cuidado de la piel que fija todas las propiedades nutritivas y protectoras en su piel. El uso de una crema hidratante con FPS le permitirá proteger su piel contra los daños causados por los rayos UV.

Una crema hidratante no comedogénica que contiene antioxidantes e ingredientes hidratantes puede ser utilizada por cualquier tipo de piel. Busque uno que hidrate su piel sin que se sienta aceitosa, pegajosa o espesa.

No importa la edad que tengas, la crema antiedad es un paso esencial en tu rutina de cuidado de la piel.

Aunque a alguien de 20 años le pueda parecer exagerado utilizar un producto antienvejecimiento, aunque no lo crea, es cuando más beneficioso resulta. La piel empieza a envejecer en torno a los 25 años, por lo que se recomienda iniciar pronto el camino de la prevención para evitar problemas a largo plazo. Recomendamos encarecidamente los productos que contienen vitamina C y E para un paso de defensa de la piel.

Nunca es demasiado tarde para mejorar el aspecto de su piel, pero una vez que el daño está hecho, es casi imposible recuperar esa juventud.

Nuestra ZC30 Crema Anti Edad es el segundo paso perfecto en su rutina. Lo mejor es utilizarlo por las mañanas para proteger y prevenir daños. Repleta de vitamina E y de nuestra tecnología Redox, esta crema antioxidante para la piel ayuda a revertir el daño causado por los radicales libres.

Paso 3- Hidratar y Reparar

Completa siempre tu rutina de cuidado de la piel con una crema hidratante matutina que contenga FPS. Estos productos pueden ser utilizados por cualquier tipo de piel porque no irritan la piel, en lugar de crear un lienzo suave y uniforme para la aplicación del maquillaje. Si utilizas un producto para el tratamiento del acné por la mañana, busca uno que no reseque tu piel. Básicamente, las cremas hidratantes deben utilizarse para equilibrar los aceites naturales de la piel.

Este es un producto que recomendamos utilizar durante todo el año, para cualquier tipo de piel y a cualquier edad. La piel pierde naturalmente la capacidad de retener la humedad a medida que envejecemos, por lo que encontrar una buena crema hidratante es vital.

Recomendamos utilizar nuestra ZCM30 Synergistic Lotion por la noche para reparar los daños causados por el estrés oxidativo. Esta fórmula utiliza las vitaminas C, E y K como antioxidantes y la tecnología ZCM30 Redox de Zinc, Cobre y Magnesio para nutrir y reparar.

Pasos adicionales para una rutina de cuidado de la piel perfecta

Protector solar

La aplicación de un protector solar es un paso esencial para proteger la piel de los daños del sol. Busque un producto que contenga un FPS de 30 o superior, que bloquee tanto los rayos UVA como los UVB y que también hidrate la piel. La protección solar debe utilizarse todos los días, independientemente de la estación del año, ya que el sol emite rayos UV nocivos durante todo el año.

Crema para los ojos

Se recomienda utilizar una crema para el contorno de ojos dos veces al día, ya que la delicada piel del contorno de ojos requiere una atención especial. Utilícelo por la mañana antes de su crema hidratante y por la noche después de lavarse la cara.

Periódicamente, aplique una mascarilla contra el acné para limpiar en profundidad sus poros. Las mascarillas deben utilizarse 1-2 veces por semana para este fin. Evite utilizar mascarillas con ingredientes agresivos, como el peróxido de benzoilo; en su lugar, busque las naturales que puedan ayudar a purificar la piel.

Mascarilla Facial

Utilizar una mascarilla facial es otra forma estupenda de limpiar y nutrir la piel. Las mascarillas pueden utilizarse semanalmente si se desea. Deben aplicarse en una capa fina y dejarse sobre la piel hasta que se sequen, para luego aclararse con agua tibia.

Tratamientos faciales

Los tratamientos faciales son excelentes para limpiar los poros y equilibrar los niveles de pH de la piel. Se recomienda hacerse un tratamiento facial una o dos veces al mes.

Si tienes la piel sensible, busca un spa que utilice ingredientes naturales y productos suaves. En nuestro spa ofrecemos una variedad de opciones faciales que pueden realizarse con o sin extracciones.

No intentes hacer tu propio tratamiento facial en casa porque podría causar más daño que bien si estás usando los productos equivocados. En su lugar, pida a una esteticista que le recomiende una rutina de cuidado de la piel.

Si añades oficialmente estos pocos pasos a tu rutina diaria de cuidado de la piel, seguro que verás mejores resultados. Si desea más información sobre cómo podemos ayudarle con sus necesidades específicas de cuidado de la piel, nuestro personal experto está siempre disponible para ayudarle.

¡Entra y lee más artículos de belleza en nuestro blog!