En este momento estás viendo Encuentre la felicidad de 20 maneras

Encuentre la felicidad de 20 maneras

Encontrar la felicidad es un término tan esquivo. Todo el mundo desea ser feliz, pero nadie sabe muy bien cómo conseguirlo. El problema es que la felicidad significa cosas diferentes para cada persona, y cuanto más la perseguimos, más lejos está de nuestro alcance.

«La felicidad es la ausencia de lucha por la felicidad». ~Chuang-Tse

Hoy en día, dondequiera que miremos hay alguien que promueve la felicidad. En las redes sociales, recorremos nuestros feeds para ver a esos «influencers» con vidas felices aparentemente perfectas. Esto es un arma de doble filo, aunque sí, es genial para fines de entretenimiento, es sólo eso, entretenimiento. Es importante saber que se trata de una realidad falsa, estas personas están creando una ilusión que simplemente no existe en el mundo real. Nadie es realmente una talla cero impecable con una pareja perfecta que viaja por el mundo viviendo experiencias maravillosas.

Todo esto es photoshop, fotos perfectamente sincronizadas que en realidad tardaron horas en ser capturadas, y probablemente un montón de lucha detrás de las escenas.
Piénsalo, el propósito de todos estos promotores de la felicidad, cuando se rasca detrás de la superficie, es más probable que se trate de la ganancia en lugar de la felicidad real. Esto se debe a que la felicidad vende. Todo el mundo quiere vivir la vida despreocupada de un famoso, pero nadie se detiene a preguntarse qué ocurre entre bastidores. Tal vez esa persona se sienta realmente muy sola, tal vez se haya matado de hambre durante días para conseguir esa foto perfecta en bikini. Hasta que no nos pongamos en la piel del otro, no podremos saber si es realmente feliz o no. Por lo tanto, no sirve de nada compararse, de hecho, sólo aumentará su infelicidad. Como dijo una vez el sabio Buda, el deseo crea sufrimiento.

A la gente le encantan las soluciones rápidas cuando se trata de la felicidad: conseguir un coche nuevo, perder cinco kilos, conocer a tu alma gemela. Pero, alerta de spoiler… nada de esto te hará verdaderamente feliz. Sólo tú puedes hacerte verdaderamente feliz y, aun así, nadie puede ser feliz todo el tiempo, eso no es realista. La buena noticia es que hay formas científicamente probadas de aumentar tu propia felicidad personal, que durará a largo plazo.

1.- Practicar la gratitud

Estar agradecido por las cosas que tienes puede cambiar tu vida. Siempre estamos mirando hacia el futuro, tanto que nos olvidamos de vivir el presente. Hacer una pausa para dar gracias por lo que tienes en este momento es muy importante. Te ayuda a centrarte en todas las cosas maravillosas que tienes en tu vida. Cosas maravillosas que algunas personas sólo podrían soñar con tener. Tómate un minuto para saborear lo positivo y dar las gracias. No olvides que a mucha gente probablemente le encantaría tener la vida que tú tienes. Siempre hay alguien que está peor. Aunque tener objetivos es estupendo, no olvides nunca apreciar todas las cosas que alguna vez deseaste.

2.- Aprovecha las oportunidades

Esto parece un cartel motivacional, lo sabemos. Pero es un consejo sólido, es la mejor manera de afrontar cualquier problema y superar los mayores retos de la vida. Nunca dejes que tu miedo decida tu futuro porque normalmente, nuestros miedos están todos en nuestra propia cabeza. Toma pequeños riesgos cada día, no tienen que ser nada descabellado. Intenta hacer algo fuera de lo común, quizá funcione o no. Pero sea buena o mala la elección, al menos ha sido tuya. Sé tu mayor fan. Anímate a ti mismo, incluso cuando nadie más lo haga.

3.- Ignora a los demás

Somos tan rápidos en compararnos, que el diálogo interno de nuestra cabeza nos dice constantemente que no somos lo suficientemente buenos. Volver a estudiar a los 30 años es genial, casarse después de los 40 es maravilloso, comprar una casa después de los 60 sigue siendo un triunfo. No hay un conjunto de reglas estándar sobre cómo vivir tu vida. No estás compitiendo con nadie más; planea superar tu pasado, no a otras personas. El viaje de cada uno es diferente. Todos somos únicos, y eso es lo que nos hace hermosos.

4.- Practica la atención plena

Pensar en el pasado y estresarse por el futuro puede afectar negativamente a tu estado de ánimo. Estar atento puede ayudarte a mantenerte centrado en el presente, de modo que evites pensar en exceso de forma innecesaria. La atención plena puede adoptar muchas formas; es una práctica estupenda para incorporar a tu vida diaria. He aquí algunas formas de ser más consciente: meditar, sentarse en silencio, comer con atención, pasar tiempo sin interrupciones en la naturaleza.

5.- Descansa de las redes sociales

Las redes sociales tienden a tener un efecto negativo en nuestra felicidad. Es simplemente la naturaleza humana de compararnos con los demás y al ver un flujo constante de personas hermosas que viven estas vidas fabulosas, es fácil sentirse deprimido acerca de nuestras propias vidas. Si decidimos tomarnos un descanso o cambiar la forma en que utilizamos las redes sociales, podemos aumentar nuestra felicidad. Las redes sociales pueden causar «FOMO», o «miedo a perderse algo», porque hacen que parezca que todo el mundo está haciendo algo mejor. Ten en cuenta que lo que ves en las redes sociales suele ser exagerado, y que sólo estás viendo los mejores momentos de la gente. Momentos que suelen ser una falsa realidad. Tomar descansos de las redes sociales le da a tu mente la oportunidad de descansar, especialmente si te sientes mal contigo mismo.

6.- Vive según tus valores personales

Todos hemos escuchado la frase «todos los chicos guays lo hacen» pero ya no estamos en el instituto, es hora de decidir qué queremos en esta vida. Todo el mundo quiere caer bien, pero es imposible caer bien todo el tiempo y a menudo nos comprometemos para complacer a los demás. Sin embargo, ignorar tus creencias fundamentales puede hacerte sentir en conflicto y alejado de tu verdadero yo. Descubre tus valores personales haciendo una lista de las cosas que son importantes para ti y decidiendo lo que realmente quieres en la vida. A continuación, alinea tu estilo de vida con tus valores para poder ser la persona que quieres ser.

7.- Toma el control de tus pensamientos

Los pensamientos negativos son duros, a veces incluso pueden manifestarse en una sensación física. Pero aquí está la cosa, tú eres la única persona que puede controlar tus pensamientos e incluso cambiar los patrones. Cuando nos enfadamos por algo, es fácil dejar que ese enfado se desborde, tal vez gritar, gritar a la gente, etc. Aunque a veces se sienta bien hacer un pequeño berrinche, en realidad, sólo te estás haciendo daño a ti mismo. Lo más probable es que no cambies el resultado de la situación. Tus pensamientos realmente dan forma a tu realidad.

Ajustar tu forma de pensar es probablemente uno de los mayores factores que contribuyen a tu felicidad. Puede parecer una tontería: piensa en cosas felices para ser feliz. Pero, sinceramente, es la verdad. La próxima vez que te enfades por algo, tómate un momento para reflexionar sobre el diálogo interno que pasa por tu cabeza. Hablas contigo mismo más que con nadie, asegúrate de que la conversación sea buena.

8.- Aprende a dejar ir

Hay un famoso dicho que dice; «aferrarse a la ira es como beber veneno, y esperar que la otra persona muera». No hay que confundir la bondad con la debilidad, ni el perdón con la aceptación. Cuando nos aferramos a los rencores y guardamos resentimiento, no cambiamos lo que ha sucedido. Sólo nos hacemos daño a nosotros mismos. Recuerda que no perdonas a la gente porque seas débil. Las perdonas porque eres fuerte. Encuentra la felicidad teniendo la cabeza fría.

9.- Ayuda a los demás

Lo más parecido a practicar el autocuidado es ayudar a los demás. Estamos todos juntos en esto y debemos tratarnos con amabilidad. Este es el camino más rápido y científicamente comprobado hacia la felicidad, cuando ayudamos a los demás nos sentimos bien con nosotros mismos. Hay muchas formas diferentes de ayudar, puede ser cualquier cosa, desde el voluntariado en el refugio de animales local hasta unirse a un proyecto de limpieza de la comunidad. Piensa en ello como un alimento para el alma. Encuentra lo que más te convenga y no sólo encontrarás alegría, sino también una comunidad propia. El voluntariado puede llevarte a encontrar la felicidad.

10.- Defiéndete a ti mismo

Cuando dejamos que la gente nos pisotee, somos infelices. Pero cuando defendemos nuestras propias necesidades de forma asertiva y nos expresamos, nos sentimos más en control de nuestras vidas. Aprender a expresarte puede ayudarte a superar los problemas interpersonales, que pueden hacerte infeliz.

11.- Encuentra tu propósito

Todos queremos sentir que hemos hecho algún tipo de impacto positivo en este mundo, pero a veces no estamos seguros del tipo de impacto que queremos hacer. Explora exactamente lo que te da un sentido de propósito y cómo quieres perseguir este propósito para dar a tu vida un mayor sentido.

12.- Haz al menos una cosa que disfrutes cada día

Divertirse cada día te ayuda a disfrutar más de tu vida. Haz una lista de actividades que te hagan sentir feliz. Luego, programe tiempo cada día para hacer algo de su lista. Puede ser cualquier cosa, desde leer hasta preparar la cena. No sólo te ayuda a perfeccionar una habilidad, sino que también te da algo que esperar cada día. Esto puede ayudarte a disfrutar más de la vida y a convertirte en tu mejor yo.

13.- Valora las experiencias por encima de los objetos materiales

Comprar algo que realmente quieres es divertido, pero no te llevará a una felicidad duradera. Este es probablemente el error más común que comete la gente. Por supuesto, el dinero resuelve algunos problemas, pero sólo hasta cierto punto. Las experiencias te aportan más alegría que los objetos, así que utiliza tu dinero para pagar actividades o viajes divertidos. No te dejes envejecer deseando haber vivido la vida de otra manera. Nunca olvides que no puedes llevarte objetos materiales cuando mueres.

14.- Sustituye los pensamientos negativos por positivos

Cuando notes los pensamientos negativos, desafía su exactitud. Luego, reemplaza el pensamiento con un pensamiento positivo o neutral. Además, hágase declaraciones positivas a sí mismo a lo largo del día. Felicítese por las pequeñas victorias, fíjese en lo positivo en lugar de centrarse en lo negativo. Encuentre la felicidad cambiando su forma de pensar.

15.- Expresa tus emociones

Tus sentimientos son súper importantes, así que no trates de ocultarlos. Ignorar tus emociones puede en realidad hacer que se vuelvan más intensas. En su lugar, elige una forma saludable de liberar tus emociones. Prueba a escribir un diario, meditar, hablar con un ser querido o con un profesional. No hay una forma correcta o incorrecta de expresar las emociones, encuentra lo que te funcione.

16.- Construye un sistema de apoyo

Encuentra la felicidad trabajando en red. Rodéate de gente positiva. Salir con gente positiva puede aumentar tu estado de ánimo. Identifica a las personas de tu vida que te hacen sentir animado, y pasa más tiempo con ellas. Otra cosa importante que hay que identificar son las relaciones tóxicas. Ten cuidado con las personas que parecen agotarte y hacerte sentir mal después de pasar tiempo con ellas.

Los seres humanos necesitan una comunidad, por lo que estar rodeado de otros te ayuda a sentirte más feliz. Intenta encontrar tu grupo. Puede ser cualquier cosa, desde amigos, voluntarios, reuniones religiosas o clubes sociales. Céntrate en conectar con la gente que te rodea y construye una comunidad fuerte para tener gente con la que hablar si necesitas consejo.

17.- Duerme lo suficiente

La falta de sueño es lo peor y muchos de nosotros tendemos a pasarlo por alto. Perder unas horas aquí y allá puede no parecer un gran problema, ¡pero suma! Asegúrate de dormir al menos entre 7 y 9 horas cada noche. Sentirse cansado puede tener un efecto negativo en el estado de ánimo y puede disminuir la actividad cerebral. Escucha a tu cuerpo, si necesitas dormir más te lo dirá. Intenta crear un horario de sueño y síguelo lo mejor que puedas. La mayoría de nosotros encontramos la felicidad en el descanso de nuestro cuerpo.

18.- Lleva una dieta sana y equilibrada

Hay un viejo refrán que dice «somos lo que comemos». Todo lo que pones en tu cuerpo puede perjudicarle o ayudarle, así que haz una elección sabia.

Los nutrientes te dan energía, así que comer bien te ayuda a sentirte mejor. Come productos frescos y elimina los alimentos procesados. Por supuesto, es normal que te des un capricho de vez en cuando, pero intenta limitarlo a un tentempié ocasional. ¡Es fácil encontrar la felicidad de esta manera!

19.- Haz ejercicio a diario

El ejercicio libera endorfinas, que te hacen sentir feliz. A veces, cuando nos sentimos bajos, el ejercicio es lo último que queremos hacer, ¡pero realmente ayuda! Además, el ejercicio te da energía y te ayuda a sentirte mejor. Elige un ejercicio que te guste para que te resulte fácil hacerlo cada día. Encuentra la felicidad con algo tan simple como caminar 20 minutos al día. ¡Puede suponer una gran diferencia!

20.- Pasar tiempo con animales

Se ha demostrado que pasar tiempo con una mascota libera oxitocina en el cerebro, lo que está directamente relacionado con la felicidad. Los animales aman incondicionalmente y hay algo hermoso que decir al respecto. Si se siente deprimido, intente pasar algún tiempo con su mascota. Si no tienes una mascota, pasa algo de tiempo en la naturaleza o intenta ser voluntario en un refugio de animales local. Seguro que encuentras la felicidad con una mascota de compañía.