En este momento estás viendo ¿Cómo cuidar el cabello rizado en verano?

¿Cómo cuidar el cabello rizado en verano?

Pasamos mucho tiempo hablando de nuestra piel y de los pasos adecuados a seguir para mantenerla sana. Pero otro gran refuerzo de la confianza y marcador de identidad (especialmente si eres mujer) es nuestro cabello. A menudo damos por sentado el cuidado del cabello. Al igual que casi todo lo demás en nuestro cuerpo, nuestro cabello necesita tiempo, atención y los productosadecuados para verse y sentirse saludable. ¿Cómo debemos cuidar nuestro cabello rizado? ¿Cómo se debe proteger el cabello en verano?

Aunque todas las raíces del cabello tienen la misma estructura, los productos, los ingredientes y las rutinas cambian según el patrón del cabello. El pelo lacio es mucho más fácil de cuidar en comparación con el pelo rizado. Esto se debe a que el cabello rizado es más seco por naturaleza y requiere mucha hidratación y dedicación extra para mantener esos rizos sanos, con movimiento y brillantes.

Consejos para el Cuidado del Cabello en Verano

El verano y el invierno son posiblemente las estaciones más perjudiciales para nuestra salud capilar. Además del calor y la humedad, el verano trae consigo largas jornadas al sol, el agua clorada de las piscinas y el agua salada del mar. Estos elementos causan daños, por lo que es mejor seguir algunos pasos sobre cómo proteger el cabello en verano.

  • Córtate o recórtate el pelo: La mejor manera de empezar una nueva rutina de cuidado del cabello es cortarse el pelo o recortar las puntas abiertas. Las puntas abiertas se extienden hacia arriba y acaban dañando todo el mechón de pelo si no se soluciona a tiempo.
  • Añade un poco de acondicionador sin enjuague antes de nadar: Saturar el cabello con un acondicionador sin enjuague antes de darse un chapuzón en el agua clorada de la piscina o el mar. Esta acción evitará que la mayor cantidad de agua salada sea absorbida por tus mechones. Asegúrate de intentar siempre enjuagar tu cabello después de nadar si hay una ducha o manguera disponible.
  • Acondicionamiento profundo: Este es el santo grial para todo tipo de cabello, pero especialmente para el cabello rizado. Es como la exfoliación para el cuidado de la piel. El uso de un acondicionador para el cabello una o dos veces por semana lo mantendrá bien hidratado y evitará los peores daños causados por el sol y el agua.

¿Cómo cuidar tu cabello rizado? (especialmente en verano)

Como se ha mencionado anteriormente, el tipo de cabello que más sufre durante los calurosos meses de verano es el cabello rizado. Por naturaleza, el cabello rizado es más seco y necesita más hidratación y humectación que el cabello liso. Además, para que los rizos se vean definidos, brillantes y saludables, se necesita algo más que champú y acondicionador. Rutina de verano para el cabello rizado:

  1. Champú y acondicionador: Comienza esta rutina con tu champú y acondicionador hidratante habitual. Intenta evitar ingredientes agresivos como los sulfatos en tus productos, especialmente en los champús.
  2. Seca el pelo con una toalla de microfibra o una camisa de algodón: Las toallas de baño normales son extremadamente duras con nuestro cabello, provocando un encrespamiento indeseado. Utiliza una toalla de microfibra o una camiseta vieja de algodón para secar el exceso de agua de tu cabello.
  3. Sin enjuague: Añade algún tipo de acondicionador sin enjuague a tu cabello una vez que ya no esté empapado. La aplicación puede realizarse con un movimiento de estrujado hacia arriba para favorecer el patrón natural de los rizos. Dependiendo del grosor de tu cabello, ten cuidado de no usar demasiado o muy poco acondicionador. Demasiado producto en cabellos finos puede apelmazar los rizos, o demasiado poco producto en cabellos gruesos puede provocar un encrespamiento indeseado.
  4. Gel, Mousse o Laca: Este es el paso más esencial para quien quiera tener rizos definidos y sin encrespamiento. Utiliza un gel de fijación para conseguir unos rizos más marcados y definidos. Si quieres un aspecto más voluminoso, opta por productos ligeros como mousses o lacas. Del mismo modo, aplícalos como si se tratara de un producto sin enjuague, estrujando hacia el cuero cabelludo para fomentar los patrones de rizado.
  5. Secado natural o con la secadora: El secado al aire es la mejor opción para quien quiera dañar lo menos posible su cabello. Puede tardar más tiempo y producir rizos menos voluminosos. Si optas por un secado con la secadora, asegúrate de utilizar un difusor y mantener el calor medio o bajo.

¡Disfruta de tu pelo rizado en la playa!

Cuéntanos tu rutina de verano para el cabello rizado en los comentarios.